bicimad

Bonopark, solicita 3,4 millones de euros para evitar la quiebra de Bicimad

La petición de Bonopark de un reequilibrio económico por valor de 3,6 millones de euros para evitar la quiebra es una situación sobre la cual la Asociación de Marcas y Bicicletas de España (Ambe) ya alertó en el mismo momento de la adjudicación del contrato argumentando en su demanda que la empresa carecía de solvencia financiera y técnica. La empresa americana Alta Bicycle, que avalaba a Bonopark, ha quebrado y un servicio similar que gestionaba en San Sebastián está en estos momentos prácticamente desmantelado. Este mismo mes de julio, una auditoría del diseño de los anclajes encargada por Bonopark a la empresa Etra i+d también concluyó fallas en el sistema de anclaje, derivadas de la palanca de dicho anclaje y otras piezas de la plataforma. Las deficiencias técnicas estaban anunciadas, la inviabilidad económica, también.

Los incumplimientos reiterados en los pliegos de contratación por parte de la empresa adjudicataria del servicio público de bicicletas, Bonopark, han llevado al Ayuntamiento a dejar de pagar la parte del canon (20%) sujeta a indicadores de calidad: el 53% del cuarto trimestre de 2014, el 16% del primer trimestre de 2015 y el 100% del segundo trimestre de este año, de un contrato de 25 millones de euros a 12 años. Como consecuencia, la concesionaria del servicio ha registrado recientemente una solicitud de re equilibrio económico de 3,6 millones que el Ayuntamiento de Madrid no está dispuesto a asumir.

El número de bicicletas a disposición de los usuarios no llega a cubrir el 50% del contratado, lo que desde el Ayuntamiento achacan a deficiencias técnicas relativas al diseño o la inoperatividad de los sistemas informáticos, que dejan de funcionar periódicamente, y a los errores en el sistema de anclaje de la bicicleta que  provocan que se cobre irregularmente el saldo a los usuarios, mientras que la adjucataria se escuda en el vandalismo y los robos para justificar esta situación.

Bonopark ha proporcionado una serie de informes al Ayuntamiento de los que se desprende que el principal problema de la falta de bicicletas se debe al vandalismo: forcejeos que dejan inhabilitado el servicio, robos diarios utilizando algún sistema ilegal para sustraerlas sin necesidad de identificarse y abandonos. El Ayuntamiento minimiza este extremo y los colectivos de ciclistas urbanos y de usuarios, como BiciBad, también. Si bien reconocen esta problemática y su falta de solución, a pesar de los GPS integrados en las bicicletas y las cámaras de seguridad instaladas en las estaciones, entienden que su incidencia en las prestaciones del servicio es mucho menor que las relacionadas con el. A este respecto, el Ayuntamiento ha mantenido reuniones con la Dirección General de Policía Municipal para crear un protocolo de actuación que minimice los robos y actos vandálicos que se producen a diario. En este sentido, se está trabajando para que la Policía Municipal, a través de la aplicación del sistema BiciMad o de GPS, pueda conocer la posición de las bicicletas en situación irregular. Además, se están creando protocolos, uno de denuncias para  agilizar la gestión administrativa de las mismas y otro para la devolución o custodia de las bicicletas localizadas en las calles. Los agentes de movilidad también entrarán en la ecuación, y explicarán a los usuarios de este medio de transporte sus obligaciones como conductores, denunciarán las infracciones y se encargarán de localizar el uso indebido o inadecuado de las bicicletas y de la detección y recogida de aquellas que estén abandonadas o deterioradas.

Puedes leer la noticia completa aquí : elmundo.es

Escribe un comentario